¿Cuál vestido usar según la forma de mi cuerpo?

que vestido usar según cuerpo

No importa si eres alta o de baja estatura, si tienes un busto prominente o si tus piernas son delgadas o gruesas, sea como sea tu tipo de cuerpo, hay un vestido milagroso para ti, que potencia tus virtudes y disimula aquellas áreas que no te hacen sentir cómoda.

Para acertar de mejor manera con el vestido ideal, debes conocer una guía que expertos en moda y estilo han desarrollado recientemente. Allí explican el tipo de vestido que destacan los puntos fuertes de cada mujer tomando en cuenta la forma de su cuerpo.

En tal caso, lo importante aquí es que conozcas muy bien las proporciones que definen tu contextura, para que de esta manera puedas dar con el vestido que mejor te siente.

¿Cuáles son los tipos de cuerpo  femeninos que existen?

¿Tienes idea del porqué de la frase “los vestidos son como las mujeres”? Porque existen un cantidad impresionante de formas y tipos. Lo primero que debes tener 100% claro antes de empezar a buscar el vestido ideal, es el tipo de cuerpo que tienes.

1.      Cuerpo en forma de pera

Este tipo de cuerpo almacena grasa en las caderas, glúteos y muslos, es decir en el tren inferior del cuerpo, en cambio, las mujeres que lo tienen, son estrechas de cintura y de pocos hombros y brazos.

El objetivo a la hora de elegir un vestido para la mujer con estas características en su cuerpo, es desvirar la atención de la zona problema es por ello que debes atraer la mirada a la parte superior del cuerpo. Por eso debes usar hombreras o rellenos pequeños para realzar tus hombros, el escote de tu vestido debe ser cuadrado y como  eres de cintura de avispa debes resaltarla anudándote un pañuelo o usando cinturones pequeños y ceñidos al cuerpo y en colores vivos.

Un vestido tipo camisero estilo vintage, de falda amplia o tipo A con la cintura bien ajustada y en colores claros y alegres es una buena opción y si además lo acompañas con un calzado plano o sandalias y bolsos que hagan juego, estarás muy cómoda y juvenil.

2.      Cuerpo en forma de manzana

Puedes ser delgada  o tener sobrepeso, no importa tu talla, pero tu cuerpo siempre acumulará grasa en su zona media.

En este tipo de cuerpo debes tratar de desviar la mirada al centro del mismo, es por ello que debes escoger vestidos de cinturones anchos y no muy llamativos, preferiblemente de colores neutros, la falda de tu vestido debe ser de vuelo o acampanada, la minifalda te puede favorecer si tienes piernas tonificadas, el escote debe ser en forma “v”                . Puedes acompañar el conjunto con una cartera y zapatos estilo vintage y unos finos aretes sin gargantillas ni collares ¡Te verás regia!

3.      Cuerpo en forma recta

La mujer con este tipo de cuerpo es esbelta  y muy delgada, por más que coma no engorda. Los hombros, caderas y piernas se encuentran rectos. Es el tipo de cuerpo que no representa al estereotipo de las curvas femeninas.

No obstante, encontrar el tipo de vestido indicado para este tipo de cuerpo no es difícil. La recomendación es que te inclines por vestidos de diseños florales a media pierna, de mangas cortas, que se ajusten en la parte superior resaltando el escote que puede ser en v o estilo halter. Lo ideal es que sean amplios o pocos ajustados en la parte inferior para de esta manera crear una  ilusión de tener un cuerpo de caderas anchas.

 Los vestidos vintage estilo rockabilly tipo corsé arriba y falda de campana abajo, definitivamente resulta la mejor opción.

4.      Cuerpo en forma de reloj de arena

Los cuerpos de reloj de arena son muy femeninos  porque denotan grandes curvas. La zona superior como hombros, y pechos, se encuentra en completa armonía con cintura y cadera.  Sin duda es el cuerpo ideal.

El vestido apropiado en este caso, será aquel que acentúe la cintura y se ajusten a ella, de modo, que los cinturones no pueden faltar, los vestidos estilo corsé tampoco y menos los atuendos con estampados en la zona media, de esta forma, las miradas son dirigidas hacia su punto fuerte: la cintura.

Para finalizar es necesario resaltar, que cada tipo de cuerpo siempre tendrá un vestido acorde, que destacará tus atributos. La clave está en tener “un buen ojo” para elegir el vestido, saber qué tipo de cuerpo tienes y seguir la guía que te hemos presentado ¡sólo se tu misma!

Facebook Comments